GLAICE, se elabora a partir de Agua Mineral Natural, lo cual significa que los minerales se encuentran tras su sabor sutil, aterciopelado y su naturaleza especial. Al reestructurarse y transformarse mediante un método de reacción 100% Mineral-Natural, la presencia de minerales traza y su especial carga iónica hacen de nuestro producto, el único que presenta estas características y composición.

 

Aunque para la mayoría de aguas minerales la cuantificación de los mismos se realiza mediante el computo de TDS´s (Total Dissolved Solids) o Total de Sólidos Disueltos, entre los que se encuentran mayormente bicarbonatos, carbonatos, cloruros, sulfatos, fosfatos, calcio, magnesio, sodio, potasio, hierro, manganeso, y otros minerales de menor presencia, en el caso de GLAICE, los minerales iónicos (electrolitos) y los elementos-traza, esenciales todos ellos para la vida y el sostenimiento de un estado de salud óptimo, se cuentan por millones, ya que precisamente, durante la reacción los solutos coloidales (TDS´s) se fragmentan en cantidades que varian pero que pueden llegar hasta dividir por 10.000 su tamaño, que de origen no suele ser mayor de 1 micra.

 

Esta estructura adquirida mediante nuestro proceso declarado como "secreto" y autorizado confiere a nuestro producto una especial composición y características que son parte del carácter único de GLAICE, además de permitir que los minerales iónicos alcancen partes intimas de nuestras células que sin esta fragmentación y estructuración no podrían alcanzar, actuando muchos de ellos como "ligandos", y atrayendo sustancias de desecho y depósitos ácidos orgánicos cuya eliminación por parte del organismo sería mucho mas compleja y difícil, sin esta importante colaboración que además facilita y reduce el gasto energético necesario (metabólico) para llevar a cabo esta tarea.